lunes, 11 de julio de 2011

Para Siempre

 Bueno se acabó lo que se dada ... he terminado la ansiosa última parte de la saga Cuatro Bodas.

             La historia que muchas de nosotras quisieramos, chica rica empresaria nada repelente, sino trabajadora hasta la médula y sus dos pasiones, su Blackberry y los zapatos. Chico malo de clase media dueño de un taller de coches, con una infancia cruda y turbia y su amor por los coches.

             Como casi todas las relaciones entre esta diferencia de clases, empiezan peleandose y como el refran dice; los que se pelean se desean.  Pero finalmente el deseo y el amor hace que se cierre el circulo de las cuatro bodas.

Como me pasa con muchos libros o sagas me da muchisima pena haberlo acabado, es ... tan bonito todo (por dios que sensiblera jaja) pero en el fondo hay algo de envidia, aunque sepas que es una novela de ficcion, que en la vida real no hay nada de eso. Realmente es una pena, que no hayan todos esos sentimientos de los que hablan las novelas o las peliculas, porque es algo maravilloso ....

No hay comentarios:

Publicar un comentario